Si necesitas urgentemente un fontanero en Bilbao, o cualquier localidad vizcaína, estás en el lugar adecuado. En Reparación Bilbao ofrecemos servicios de fontanería los 365 días del año, las 24 horas.

Desatascamos tubería, arreglamos grifos que gotean, desatascamos lavabos, reparamos humedades… Los mejores fontaneros de Bilbao están a tu disposición.

Estamos disponibles para instalación y reparación de fontanería, así sea de carácter urgente o concertado. Nuestra principal recomendación es que contactes con nosotros en cuanto captes alguna anomalía. Una rápida actuación puede evitar que el problema se agrave.

Ámbito de actuación: no se nos escapa ningún atasco en Bilbao 

Nuestro equipo de fontaneros esta disponible por todo Vizcaya. No sólo actuamos dentro de la villa de Bilbao, sino que podemos solucionar cualquier atasco, humedad… en cualquier localidad vizcaína: Erandio, Leioa, Portugalete, Santurtzi, Getxo, Bilbao, Basauri, Etxebarri, Galdakano, etc.

Incluso siendo un servicio de urgencia, nuestros fontaneros se desplazaran al lugar en el que se haya producido la avería, y lo solucionarán.

 

Fontanero de urgencia 24 horas en Bilbao 

Los atascos de tuberías o humedades no entienden de días libres. Nunca sabes cuándo vas a necesitar un fontanero de urgencia que desatasque las tuberías y pueda deshacerse del mal olor.

Por ello, en Reparación Bilbao contamos con los mejores profesionales del sector que podrán solucionar tu avería lo más rápido posible.

Deja la fontanería en nuestras manos, estamos para cubrir tus necesidades.

 

Desatascos en Bilbao 

Los atascos son unos de los problemas más comunes, tanto en hogares como en comercios. Nuestros fontaneros están especializados en desatascos y cuentan con una amplia experiencia que les respalda.

La causa principal de los atascos suele ser la retención de arena, residuos o desperdicios que han sido arrojados por el retrete o fregadero. La mejor solución para este problema es un desatasco total para permitir que el agua circule correctamente.

Averías más comunes que reparamos 

1. Cisternas que pierden agua de forma continua

Las averías en las cisternas se suelen producir por dos razones generalmente. En primer lugar, cuando el mecanismo de carga falla. El agua no para de entrar en la cisterna, por lo que termina rebosando. Se puede apreciar a simple vista esa pérdida de agua.

La segunda razón más común por la que suelen averiarse las cisternas es cuando se estropea el mecanismo de descarga. Cuando se da este caso, no sólo cae agua al interior del inodoro, sino que el sonido de la cisterna se escucha de forma continua, porque nunca termina de llenarse.

Lo primero que hay que hacer cuando se da este tipo de problema es localizar dónde está realmente la avería.

Abrir la cisterna

Antes de nada, cierra la llave de paso del agua. Tienes dos formas de realizar este paso. En primer lugar, puedes cerrar la llave general, que es la que hace llegar el agua a todo el recinto o vivienda. En segundo lugar, puedes cerrar la llave de corte del propio inodoro.

El siguiente paso es abrir el tanque. Al igual que en el paso anterior, aquí también hay dos opciones posibles. En el caso en el que la cisterna se active con un tirador, desenrosca este tirador. Eso sí, ten cuidado, ya que está conectado con la varilla que se encarga de cerrar el rebosadero y tirar de la tapa del tanque. Por otra parte, en el caso en el que el tirador de la cisterna sea un pulsador, gira la anilla que encontrarás sobre la tapa del tanque. Por último, tura de ésta y abre la tapa.

Si no estás completamente seguro/a de poder hacerlo por tu cuenta, te recomendamos que nos llames. Lo solucionaremos lo más rápido posible.

Una reacción rápida podrá darte una solución igual de rápida.

2. Grifos que gotean

Un grifo que gotea, o que se le escapa un pequeño chorro, no sólo es un hecho molesto, sino que puede suponer un incremento económico en nuestra factura. Un goteo puede suponer una pérdida de 2 litros por hora; es decir, 17.000L al año.

Este gasto innecesario de agua incrementará la factura considerablemente. Evita los sustos en la factura. Si tu grifo gotea, arréglalo cuanto antes.

Principales causas de un goteo

Dicho de una forma muy resumida, un grifo gotea porque el paso del agua no se cierra de forma correcta. Lo que debe preocuparnos es la razón por la que el paso del agua no se cierra.

La causa más generalizada es la acumulación de cal en la goma de cierre o en la junta. Es imposible que la junta se cierre de forma completa cuando la cal a formado esas pequeñas piedras.

La forma más habitual de solucionar este problema es desmontar el grifo y limpiar las juntas. Puede parecer algo fácil, pero lo mejor es llamar a un profesional experimentado. No todos los grifos son fáciles de desmontar; es más, hay algunos que ni tan siquiera es posible desmontarlos. Si no estás familiarizado con este tipo de averías, lo más seguro es que se termine rompiendo la llave, lo que ocasionará una fuga.

Un fuga descontrolada, para cuando hemos accedido a la llave de paso, ya hemos podido ocasionar un gasto de entre 4 y 16 litros de agua.

Otro de los causantes de un goteo es el latiguillo que se encarga de comunicar la toma de la pared con el grifo. Estos latiguillos se deterioran y pueden causar esta pérdida de agua.

Estos elementos soportan la presión del agua, por lo que, o son de buena calidad, o se rompen con suma facilidad.

Al igual que en el caso anterior, puede parecer fácil cambiar un latiguillo, pero si no eres un fontanero profesional, puedes causar problemas mayores.

3. Tuberías atascadas

Tenemos que tener mucho cuidado con lo que tiramos por los desagües, tanto del fregadero, como la ducha, el lavabo… Hay muchos materiales que pueden obstruir las tuberías: pelo, detergentes, aceites, etc.

En Reparación Bilbao también estamos especializados en los desatascos. Si tienes las tuberías atascadas, llámanos y solucionaremos tus problemas lo más rápido posible.

Evita los malos olores y todos las molestias que ocasiona una tubería atascada.

Saneamientos en Bilbao 

En Reparación Bilbao también ofrecemos servicios de saneamientos para empresas y comunidades de vecinos.

Por una parte, ofrecemos servicios de limpiezas industriales y desatascos, también nos encargamos de la limpieza de las fosas sépticas de comunidades de vecinos (o individuales).

Por otra parte, también nos dedicamos a la venta de equipamientos para el baño y calefacción, y los materiales necesarios para instalarlo.

Si quieres informarte mejor, llámanos sin ningún tipo de problema. Te orientaremos para que puedas cubrir las necesidades de tu empresa o comunidad.

 

Manchas de humedad 

La casa no sólo tiene que parecer que está limpia, debe estar realmente limpia. Las habitaciones de nuestra casa tienen que ser higiénicas y libres de malos olores.

Un entorno cuidado evitará que desarrollemos alergias o enfermedades respiratorias.

Desgraciadamente, de vez en cuando, se suelen desarrollar humedades en nuestro hogar. Suelen ser manchas oscuras muy difíciles de eliminar. Aunque al principio sólo afectan a la estética de la casa, pueden ser las causantes de algunas enfermedades.

Evita llegar a este punto, nosotros nos encargaremos de mantener tu casa limpia.

¿Por qué se producen las humedades?

Las humedades suelen producirse por un mal aislamiento o por el exceso de vapores, entre muchas otras causas.

Unas tejas mal colocadas, duchas de agua demasiado caliente, fugas de conductos de agua…

Evita las humedades

Te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes puntos si quieres evitar que se desarrollen humedades en tu casa:

  • Intenta ducharte con agua no muy caliente
  • Mantén cerradas las puertas de las habitaciones más húmedas de casa, como el baño o la cocina.
  • No elijas ventanas metálicas, las de PVC son mejores.
  • A ser posible, incluye doble cristal en las ventanas.
  • Aísla bien las paredes.
  • Ventila bien la casa.