Los atascos en las tuberías del hogar o en el lugar de trabajo es una situación con la que lidiamos todos los días en Reparación Bilbao.

No sólo nos encontramos con situaciones de incomodidad por no poder utilizar el baño o el fregadero, sino que los malos olores suelen instalarse también.

Si necesitas un desatascador profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestros profesionales cuentan con años de experiencia en este sector, y podrán ayudarte lo más rápido posible.

De todas maneras, nuestro consejo siempre es intentar evitar llegar a este tipo de situaciones. Evita los malos hábitos y protege tu instalación de tuberías.

Desatascos 24 horas en Bilbao 

En Reparación Bilbao contamos con los mejores profesionales del ámbito de la fontanería y, además, especializados en desatascos. Estamos disponibles los 365 días del año, las 24 horas para atender cualquier urgencia.

Nunca se sabe cuándo vamos a sufrir un atasco en la instalación de nuestras tuberías. Por ello, estamos disponibles todos los días.

¿A quiénes estamos dirigidos?

En primer lugar, nos dirigimos a particulares: atenderemos cualquier urgencia que haya tenido lugar en tu hogar. Sabemos lo incómodo que es lidiar con unas tuberías atascadas cuando hay tantas cosas por hacer. También estamos especializados en comunidades de vecinos. Llámanos y llegaremos cuanto antes.

En segundo lugar, estamos disponibles para cualquier tipo negocio: restaurantes, tiendas, bancos, etc. Tendremos a punto tu local cuanto antes.

Por último, las industrias tampoco se nos escapan. Si tienes cualquier problema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Solucionaremos tu avería lo más rápido posible.

Cubrimos toda Bizkaia: Bilbao, Portugalete, Getxo, Santurtzi, Plentzia, Gorliz, Leioa, Erandio, Astrabudua, Basauri, Galdakao, San Miguel, Arrigorriaga, Etxebarri… así como cualquier localidad vizcaína.

 

Desatascos urgentes en Bilbao 

Las 24 horas del día a tu servicio. Nuestros fontaneros de urgencia se desplazarán hasta el lugar de la avería y se pondrán manos a la obra cuanto antes. Nunca sabes cuándo van a fallar las tuberías: cuándo va a haber una filtración, un escape o un tapón que obstruya el paso del agua Por ello, contacta con nosotros cualquier día de la semana y nos desplazaremos para ayudarte.

Los atascos son una de las averías más comunes, aprende a evitarlos 

Hay muchas razones para que una tubería se atasque, y en nuestra mano está averiguar el motivo, pero hay muchas situaciones que vemos cómo se repiten.

El motivo general por el que se atascan las instalaciones de tuberías es por la falta de precaución y cuidado de las mismas. El desarrollo de buenas prácticas es fundamental para evitar algunas averías.

Hay situaciones que no se pueden evitar, como el paso del tiempo. Los años siempre terminan desgastando nuestras tubería, por mucho que hayamos respectado el cuidado de las mismas. De todas maneras, retrasaremos este momento si somos cuidadosos con lo que arrojamos por el desagüe.

Causas más comunes de un atasco 

Durante nuestro día a día realizamos muchas acciones que favorecen que nuestras tuberías se atasquen. Por ejemplo, tirar restos de comida o aceite por el fregadero o tirar demasiado papel higiénico por el retrete.

Este tipo de acciones obstruyen las tuberías, pero no son las únicas prácticas que favorecen los atascos.

Una de las causas más comunes es una mala instalación de fontanería. Por mucho que seamos cuidadosos y no arrojemos ningún tipo de desperdicio por el desagüe, si tenemos una instalación de fontanería mal hecha, tarde o temprano tendremos problemas.

En estos temas siempre es recomendable contar con los servicios de un fontanero profesional. Un trabajador experimentado y con amplios conocimientos en fontanería nos puede evitar disgustos a corto y largo plazo. Cuida la instalación de las tuberías de tu hogar o negocio desde el principio.

Otro de los problemas más comunes los causan las raíces. Las raíces pueden llegar a desarrollarse obstruyendo las tuberías. Es un problema recurrente en zonas ajardinadas, ya que, por mucho que se recorten las raíces y se recomponga la tubería, éstas vuelven a desarrollarse. De esta manera, nos podemos ver en el mismo problema en cuestión de meses.

Por otra parte, los jabones de lavadoras y lavavajillas causan muchos problemas de atascos. En el caso en el que las tuberías no cuenten con la caída suficiente, la espuma que crean los detergentes puede crear sedimentos que, con el paso del tiempo, generará tapones que obstruyan las tuberías.

De la misma manera que los detergentes, los restos de comida son unos de los principales causantes de los atascos. Las tuberías no están preparadas para aguantar restos sólidos, por lo que se atascarán tarde o temprano.

Por último, los años siempre afectan a las instalaciones de tuberías. Debido al paso del tiempo, así como a su uso, se crea adherencia en la superficie interna de la tubería. De esta manera, el agua no pasa de forma fluida y se generan atascos o incluso filtraciones.

Evita que tus tuberías se atasquen

Nuestra recomendación siempre reside en prevenir este tipo de situaciones. Uno de los principales aspectos a tener en cuenta es que los detergentes siempre dejan rastros que provocan sedimentaciones, por lo que hay que mantener una “rutina” que evite que los desagües se atasquen.

  1. Una práctica sencilla para evitar este tipo de escenarios es vaciar una vez a la semana una olla de agua hirviendo por el desagüe. Gracias a ello, la grasa que pueda haberse acumulado en las tuberías se fundirá.
  2. En vez de verter los aceites y grasas por el desagüe, es más recomendable recolectarlos en recipientes y llevarlos a un punto limpio. Esta mala práctica genera inmensos tapones en las tuberías, los cuales son bastante difíciles de eliminar. De la misma forma, evita arrojar pinturas o disolventes por los desagües. No sólo puede atascar la instalación de tuberías, sino que puede llegar a dañarlas.
  3. Verter los restos de las comidas por el desagüe es una de las principales causas de los atascos. En vez de limpiar los restos que puedan quedar en el fregadero, lo más aconsejable es arrojarlos a la basura.
  4. Es recomendable utilizar tapones de rejilla en los fregaderos. Gracias a ellos, es posible retirar los restos de comida antes de que se vayan por el desagüe.
  5. Las toallitas desechables no se tiran por el retrete, al igual que cualquier papel que no sea el destinado a esa tarea. Evita arrojar cualquier elemento que no se deshaga en agua de forma sencilla. Hay algunas toallitas que sí se deshacen con el agua, pero no tan rápido como el papel higiénico, por lo que terminan siendo causantes de muchos atascos. En términos generales, no tires nada por el inodoro que no sea papel higiénico. Cualquier otra cosa, ya sea a largo o a corto plazo, atascará tus tuberías. Es mejor prevenir que curar.
  6. Retira los pelos después de la ducha. Los tapones de pelo son muy habituales después de la ducha, y también una de las principales causas de que las tuberías se atasquen.

En Reparación Bilbao estamos especializados en cualquier caso de atasco. Evita la incomodidad que supone el no poder hacer uso del lavabo o del fregadero, así como los malos olores.

Nuestros profesionales del ámbito de la fontanería cuentan con una amplia experiencia y amplios conocimientos que pondrán a tu servicio.